2 Jun '10

Sociedad Uruguaya

INCA reconoció a pequeños científicos comprometidos con el desarrollo sustentable

Ante el ministro de Educación y Cultura, Ricardo Ehrlich, la directora del Consejo de Educación Inicial y Primaria, Edith Moraes; el integrante del Equipo de Coordinación de la Dirección de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo, Gustavo Riestra; la subsecretaria de Educación y Cultura, María Simón, y el gerente de Seguridad, Salud y Medio Ambiente de INCA,  Roy Harley, Pinturas INCA reconoció la labor de los niños y niñas de los clubes de ciencia de las escuelas públicas que resultaron ganadores del 10° Concurso Nacional Escolar de Medio Ambiente, con un premio de USD 500 para cada grupo, monto que será destinado a promover el desarrollo y la difusión de sus proyectos en la comunidad, se informó en junio de 2010.

Participaron del certamen escolares de Clubes de Ciencia que trabajaron en el desarrollo de diferentes proyectos beneficiosos para el medio ambiente. Los proyectos presentados pertenecen a alumnos de las escuelas números 8 y 85 de Montevideo, 124 de Canelones, 6 de Colonia, 3 de Flores y 64 de Soriano que, cumpliendo con la consigna del certamen,  proponen huertas orgánicas, reciclado de papel, cuidado del agua y prevención de la contaminación.

“Es importante que descubran lo que son capaces de hacer. Ahora nace una responsabilidad en ustedes y en nosotros: entregar a las próximas generaciones, nuestro entorno y naturaleza mejor de lo que están actualmente”, indicó a los niños el ministro de Educación y Cultura.

Por su parte, Edith Moraes subrayó que a través de este concurso se está “trabajando la curiosidad de los niños, junto con la promoción de la sistematización en los procesos de investigación, consolidando la construcción del conocimiento y desarrollando esa conciencia mediante la cual, permanentemente, los más pequeños nos hacen acordar a los mayores cómo hay que cuidar el ambiente y el entorno”.

Durante la ceremonia, los alumnos explicaron a las autoridades y medios presentes cuáles serán los pasos a seguir. Con el premio recibido y a través del reciclaje de papel, la construcción de un barco a vapor, la recolección y reciclaje de pilas, la implementación de una huerta orgánica y mediante la sensibilización del uso del agua virtual en productos, respectivamente, los más pequeños desarrollarán y promocionaran sus proyectos, dejando una herencia educativa en sus escuelas, comunidad y barrio.

Los Clubes de Ciencias se constituyen como un escenario en el que los niños y jóvenes pueden potenciar sus ideas y su creatividad a través de una investigación sobre una temática específica en el marco del sistema educativo o fuera del mismo.

INCA, que promueve el cuidado de la Tierra y su entorno, invita a los niños de todas las escuelas públicas del país que hayan expuesto y presentado proyectos sobre el cuidado del medio ambiente en las Ferias Departamentales de los Clubes de Ciencia, a participar del concurso.

Los clubes acercan a los más pequeños a las problemáticas que asechan al país y al mundo en general, involucrándolos en las mismas e incentivándolos a investigar y encontrar respuestas a una incertidumbre o problemática especial.

Asimismo, dicha investigación, que implica una toma de decisiones en todos los aspectos de la misma, alimenta la capacidad creativa, imaginativa e intelectual del niño.

“Lo bueno de esto es motivar en los más chicos el espíritu de innovación y desarrollo, así como su preocupación por el medio ambiente”, expresó Roy Harley, quien no escatimó palabras en sus felicitaciones e invitó a los niños presentes “a seguir trabajando en sus proyectos que tan bien le harán a las futuras generaciones”.

“Me parece formidable la experiencia y espero que la misma les brinde un gran empujón para seguir construyendo, innovando y colaborando con nuestro entorno”, finalizó Ehrlich.

De esta manera y apoyando a los Clubes de Ciencia y al Concurso Nacional Escolar de Medio Ambiente, INCA apuesta al futuro y promueve el valor de la ciencia y el cuidado del medio ambiente, incentivando la capacidad inventiva de los niños para que por medio de ella se logren respuestas sustentables para la sociedad y su futuro.

Por otra parte, la jornada de premiación fue más que propicia para que el Ministerio de Educación y Cultura (MEC), el Consejo Nacional de Educación Primaria y Pinturas INCA, presentaran el lanzamiento de la  décimo primera edición del Concurso Nacional Escolar de Medio Ambiente, que una vez más, buscará extender el cuidado de los recursos naturales hacia el resto de la sociedad.

El próximo año y tras la labor de las escuelas participantes, INCA volverá a premiar a los niños y niñas pertenecientes a grupos de ciencias que demuestren, con creatividad e ingenio, ser responsables con el medio ambiente, deseen cuidar a las personas y permitir su progreso y desarrollo.

Deja un comentario

*