Botana: “Tengo verdadera preocupación por las inspecciones que pueda realizar INAC en carnicerías de pueblos de la campaña”
14 May '20

Sociedad Uruguaya

Botana: “Tengo verdadera preocupación por las inspecciones que pueda realizar INAC en carnicerías de pueblos de la campaña”

El senador Sergio Botana (Partido Nacional) reivindicó la potestad de los gobiernos departamentales en los aspectos de contralor bromatológicos y se desmarcó de las políticas que hasta el momento ha llevado a cabo el Instituto Nacional de Carnes (INAC) en las inspecciones “en las carnicerías de los pueblos de la campaña”, transmitiendo un mensaje hacia las nuevas autoridades.

“Quiero hacer una consulta, porque tengo una preocupación con el hecho de que se quite en el numeral 6 del artículo 355 la coordinación con los gobiernos departamentales. La ley orgánica municipal, en su artículo 35, numeral 24, literal G, otorga a los gobiernos departamentales competencias en este sentido. Yo quiero saber si con esto lo que hacemos es derogar esa competencia,” preguntó Botana durante el tratamiento de la Ley de Urgente Consideración (LUC) en la Comisión Especial del Senado con la presencia de las autoridades del MGAP y en particular del INAC.

Además, -agregó Botana, “quiero expresar una inquietud. Tengo verdadera preocupación por las inspecciones que pueda realizar el INAC en las carnicerías de los pueblos de la campaña, porque estos obviamente no tienen ni siquiera el mismo riesgo sanitario, pero tampoco tienen la posibilidad de niveles de inversión como los que se requieren para las instalaciones de carnicerías en zonas como sería, por ejemplo, Pocitos, en la capital.”

A su entender “la apertura de este tipo de políticas nos ha dejado sin los mataderos en todos nuestros pueblos. Eso es una condena para el trabajo, para el consumo familiar que tiene que pagar carnes a precios muchas veces inalcanzables para esa población.”

A su vez, dijo el legislador del PN, “es un grave problema para el pequeño productor dueño de una vaca, de una oveja, o de unas poquitas vacas, porque no tiene cómo acceder a la venta en el remate zonal y mucho menos tiene ingreso a los frigoríficos o a las pantallas. Entonces, nosotros debemos ser cuidadosos de las consecuencias de las medidas que se toman.”

Desde su punto de vista, “si el problema aquí es el abigeato, ataquémoslo y no condenemos a pueblos enteros para combatirlo. No condenemos a un pueblo entero por un mal que generan dos, tres o cuatro malos ciudadanos. Tengo exactamente la misma filosofía que para la ley llamada de inclusión financiera.

No me gustan las persecuciones a los buenos por culpa de unos pocos malos.”

“Si el problema es la inocuidad, entonces habría que agregar un numeral que obligue al INAC a inspeccionar todos los lugares en los que se carnea, y se carnea también en las estancias y establecimientos rurales. Entonces, el INAC debería recorrer todos los mataderos de las estancias, todos los carneaderos de las estancias, sus carnicerías, y controlar allí la inocuidad de la carne.”

“Reconocer el problema”

El senador Eduardo Bonomi (Frente Amplio) indicó que “creo que la mejor forma de corregir un problema es reconocerlo; lo digo sin ofender. Creo que en la venta de carne en el interior, a veces, no solo no hay control sanitario sino tampoco del origen de la carne. Esto puede gustar o no, pero esa es una cuestión objetiva”.

Cuando era ministro del Interior, recordó Bonomi “me convocaron a una comisión por el tema del chorizo artesanal. Estuve de acuerdo, pero siempre y cuando se certifique el origen de la carne, y para eso tiene que haber control. No se trata de ofender o no. Hay un montón de cosas que, a veces, no funcionan del todo bien porque faltan recursos. Y no ofendemos a nadie si lo decimos. Entonces, creo que en este punto es correcto mejorar los controles.”

Fuente Imagen: vtv.com.uy

Deja un comentario

*